Suscribir al newsletter:

Relaciones interinstitucionales en la Radicación del Barrio 31

1.1 La importancia de las relaciones intergubernamentales

Frente al complejo escenario descrito en el apartado anterior, acordamos en que la resolución de los problemas habitacionales de la ciudad resulta de la interacción entre numerosos actores sociales y políticos. Centrarnos en las relaciones intergubernamentales resultará provechoso para comprender una arista fundamental del problema en cuestión, entendiendo a las relaciones intergubernamentales bajo el concepto empleado por Jordana (2002:8) quién las define como “el establecimiento de sistemas de comunicación, coordinación y toma de decisiones conjunta entre distintos niveles de gobierno, tenga o no un carácter institucionalizado”.

Una característica de nuestro país es su organización federal de gobierno, es decir que la distribución del poder se divide entre un gobierno central, veintitrés gobiernos provinciales más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y los gobiernos municipales. A partir del año 1994 en el que la Ciudad de Buenos Aires adquiere autonomía, pasa a tener potestad para dictar su propia constitución y leyes, elegir sus propias autoridades, entre otras atribuciones. Esto da como resultado la existencia de varios ámbitos de administración pública (nacional y municipal en este caso) con autonomía política, administrativa y funcional y con potestades o responsabilidades tanto exclusivas como complementarias. De este modo, se desarrollan interacciones entre las distintas instancias, dando como resultado una estructura estatal compleja o un “Estado Multinivel” (Abal Medina, 2009). Las relaciones entre Estados de diferente nivel surgen de la necesidad de gestionar problemas sociales y económicos en los que intervienen simultáneamente distintas autoridades públicas. En el marco de la descentralización de la ciudad se presentan ciertos problemas de gobernabilidad y las relaciones intergubernamentales constituyen una dimensión de esos procesos de descentralización. Existen diferentes vías de articulación de las mismas que se dividen en categorías. La categoría que aquí nos interesa observar es aquella que refiere a las estructuras institucionales, es decir los mecanismos formales de relación entre gobiernos que implican compromisos entre los responsables de diferentes gobiernos. No obstante la observación de las instancias formales de relación entre gobiernos, no podemos dejar de lado que la distribución de competencias y recursos entre la Nación y la Ciudad es resultado de una negociación en la arena política (Abal Medina, 2009) que responde a la correlación de fuerzas dada en un determinado contexto histórico. En otras palabras,

La coexistencia de dos o más poderes también puede constituirse en un escollo difícil de sortear para lograr la eficiencia en el proceso de elaboración e implementación de las políticas públicas (…).En definitiva, la estructura del sistema estatal federal, caracterizada por una pluralidad de actores en un mismo territorio, motiva la posibilidad de que haya una duplicación de funciones o zonas grises de decisión, lo cual, en su conjunto, incrementa el grado de complejidad en el proceso de toma de decisiones” (Abal Medina, 2009:36).

En nuestro caso de estudio, nos encontramos con un territorio en el que intervienen una variedad de actores que en muchos casos invocan a esa “zona gris” en la toma de decisiones para evitar la definitiva delimitación de funciones perjudicando el avance en el proceso de implementación de una determinada política, en este caso de la urbanización del barrio.

Los comentarios están cerrados.