Suscribir al newsletter:

Transformar la realidad habitacional en un contexto conservador

Horacio Corti hablo en nombre del Ministerio Público de la Defensa de la Ciudad, y describió claramente en su exposición lo que al comienzo caracterizo como un contexto conservador muy adverso, particularizando en la difícil situación habitacional y política de los pobladores en situación de vulnerabilidad en la ciudad.

HoracioCorti01

«Vivimos un contexto conservador muy adverso y hay fuerzas reaccionarias que realmente están en auge. Lo vemos, cada breve intento, o sutil intento para hacer otra cosa, es ferozmente castigado. Lo vemos en Grecia actualmente, se ve en Brasil, en la situación que está pasando, lo vemos en la propia Argentina, lo que sucede en los Tribunales de Nueva York donde se hacen interpretaciones absolutamente delirantes desde el punto de vista jurídico de lo que significa por ejemplo la igualdad.

Entonces, encuentros como este creo que son realmente muy significativos.
En la ciudad de Buenos Aires tenemos un claro ejemplo de lo que significa un pensamiento y una visión conservadora sobre el hábitat, el territorio y el derecho a la ciudad. Un ejemplo de cómo piensa el territorio ese pensamiento que se dice a sí mismo republicano o no populista estatal. Una de las maneras de ver lo que está sucediendo en la ciudad es que no haya una política referida al hábitat. Puede demostrarse de manera consistente, por ejemplo, porque el poder legislativo de la ciudad no asigna presupuesto en materia
habitacional, o el presupuesto que asigna en materia habitacional es casi irrisorio.

HoracioCorti02

Por otro lado, el Poder Ejecutivo, a su vez no son ejecuta esos pocos recursos que se asignan en esta cuestión sino que son redistribuidos. En el mismo sentido, allí donde hay leyes que generan obligaciones con respecto al territorio o al hábitat, no se aplican. Paralelamente, en el poder judicial en la ciudad, salvo en algunas situaciones particulares donde hay jueces comprometidos con los derechos sociales, hay también mucha convalidación de todo esto que no se hace.

HoracioCorti03

Entonces uno puede ver los diferentes poderes del estado actuando consistentemente en cierta manera de hacer una política habitacional en el ámbito de la ciudad. Existen diversos ejemplos jurídicos, políticos y sociales para mostrar esta situación. Por ejemplo, hay leyes de urbanización, como el caso de la villa 20, donde en diez años no se ha cumplido con la ley. De hecho, si no me equivoco hoy se cumple un año del desalojo de la ocupación del barrio del Papa Francisco, supuestamente se iba a activar ese proceso de urbanización y aún no se ha hecho nada. En el ministerio público de la defensa, tenemos una acción judicial diciendo “se ha omitido el poder ejecutivo a cumplir con una ley”, lo único que hay que hacer es simplemente constatar que no se hizo algo que se debía hacer, diez años parece un plazo bastante razonable para decir que no se cumplió, y el expediente desde hace un año está dando vueltas por diferentes laberintos procesales. Después tenemos casos en los cuales hubo ley, incluso alguna sentencia, y lo que sucede son las peripecias infinitas que muestran la imposibilidad de cumplir con la sentencia. Es decir la reticencia del poder ejecutivo a cumplir con una sentencia que ya está dictada. Incluso en situaciones donde no hay ley, tenemos la sentencia de la corte, como en el caso Mendoza. Hemos cumplido ya siete años, y el gobierno de la Ciudad solo cumplió el 20% de esa sentencia, es decir, el 20% de las familias que debían ser mudadas porque se constató que acá hay un riesgo ambiental, sólo ese porcentaje ha sido mudado.

Los comentarios están cerrados.