Suscribir al newsletter:

Taller de tecnología

Taller de Tecnología 2015-2019

La estrategia tradicional de enseñanza de la arquitectura ha impuesto una fragmentación y jerarquización del proyecto arquitectónico. La materia y /o área de proyecto, también denominada diseño o arquitectura, se posicionó con un rol protagónico en la formación de grado con una vocación característica: ser una síntesis integradora de contenidos. En muchos casos observamos que la asignatura de proyecto se ha vuelto cada vez más abstracta distanciándose del resto de las áreas de conocimiento asumiéndolas como miradas “auxiliares” o de “apoyo”. Por su parte el resto de las materias fueron volviéndose cada vez más autónomas perdiendo las articulaciones incluso dentro las propias áreas.

En el caso de las diferentes asignaturas del área tecnología (instalaciones, construcciones, estructuras, materialización, etc.) se desarrollan generalmente con una lógica de reproducción de contenidos teóricos en ejercitaciones y no de producción de proyecto incorporando los temas como parte de la lógica de este. Si bien usualmente se realizan ejercicios de proyecto de instalaciones o de estructuras a partir de un modelo base, no se articulan las decisiones de proyecto con las decisiones tecnológicas. No se cuestionan los modelos planteados en términos espaciales ni se entrecruzan las problemáticas transversales como las interferencias entre estructura e instalaciones o la vinculación entre el diseño de una envolvente y el acondicionamiento térmico.

Esta habitual separación entre proyecto y tecnología (así como la fragmentación de esta última en especialidades) constituye tan sólo una estrategia pedagógica que no representa la realidad del quehacer arquitectónico. En la práctica profesional no existe la escisión entre las estrategias de configuración espacial y las tecnológicas, están intrínsecamente vinculadas y se afectan mutuamente a lo largo del proceso de desarrollo.

Decidimos diferenciarnos de este modelo de agregación de contenidos proponiendo un modelo integral. El objetivo del taller fue consolidar un espacio único que le diera lugar a cada una de sus componentes y contenidos teóricos específicos articulándolos en función de la práctica específica de nuestra disciplina: el proyectar.

Debimos generar una identidad propia que fuera capaz de distinguirse del área de proyecto sin confundirse ni desatender a sus especificidades. La tarea requirió balancear estratégicamente los contenidos entre la teoría y la práctica, el análisis y la proposición.

Pensamos que la arquitectura es expresión tectónica por ende el dominio de sus condicionantes y herramientas es esencial para el desarrollo de una propuesta consistente. En ese sentido, consideramos que el pensamiento tecnológico y su conceptualización son parte constitutiva del proyecto y no un mero instrumento para su materialización. Nos alejamos entonces del posicionamiento del proyecto como idea abstracta que se desarrolla formalmente y luego se materializa. La articulación de las construcciones, instalaciones y estructuras en un taller equiparado al de proyecto implicó presentar solidariamente la materialidad configurante como parte esencial del proyecto y no como una concreción a posteriori de un a priori abstracto.

Esta integración posibilita una visión transversal de las problemáticas y permite el desarrollo de un posicionamiento crítico que contempla al mismo tiempo las múltiples variables presentes en el proyecto, fomentando la noción del conocimiento tecnológico como instrumento del proyecto arquitectónico.

La definición del programa académico demandó la articulación de una importante cantidad de contenidos específicos y diversos en un conjunto coordinado coherentemente. Se desarrolló una organización secuencial en cursos con la creación de ejes conceptuales que vincularon los distintos contenidos entre sí: los materiales, los elementos y los sistemas.

Por otra parte, se desarrollaron ejercitaciones prácticas que permitieron al mismo tiempo trabajar los temas comunes y los propios de cada una de sus componentes o subáreas, agrupadas en didácticas aplicadas.

Las clases teóricas de cada tema y el tiempo para trabajo en el taller fueron combinados con las instancias de evaluación. Encontrar un balance que permitiera suficiente tiempo para incorporar los contenidos esenciales de cada tema, pero siempre fomentando el desarrollo práctico integral requirió un trabajo meticuloso del cronograma de cada curso.

Dentro de los lineamientos del taller planteamos que el dominio de las propiedades de los materiales y las características ambientales habilita una enorme gama de posibilidades expresivas de proyecto. El análisis de una serie de tipos de muro en abstracto, el cálculo de una viga sin contexto espacial, o el dimensionamiento de un equipo de aire acondicionado sin operar sobre las orientaciones carece de sentido más allá de lo meramente instrumental. Ahora bien, una vez que esos elementos se entrecruzan estamos hablando de proyecto y arquitectura.

Expresión tectónica

¨La definición de diccionario del término tectónica – ¨perteneciente a la construcción en general, constructivo, usado especialmente en referencia a la arquitectura¨ es algo reductiva. Desde su emergencia consciente a mediados del siglo XIX con los escritos de Karl Bötticher y Goetfried Semper, el término no solo indico una cualidad estructural y material sino una poética de la construcción¨

En defensa de la tectónica. Keneth Frampton. Architecural Design 60, n°3-4, 1990.

Esta reconocida cita de K. Frampton hace foco en las cualidades expresivas de la técnica. No creemos que la arquitectura que expresa su materialidad de forma explícita sea necesariamente más honesta que otras, sin embargo sí consideramos que la condición material de la arquitectura es ineludible y por lo tanto posee un potencial expresivo que no puede darse por sentado. En ese sentido, el Taller de Tecnología construyó su fundamentación téorica a partir de las ideas de G. Semper, K. Frampton y más recientemente A. Deplazes, entre otros autores. Este andamiaje conceptual nos permitió proponer un abordaje a la enseñanza del proyecto arquitectónico desde una de sus dimensiones: la Tecnología.

Existe ¨un determinado material adecuado para cada técnica, un material originario que proporciona los medios más adecuados para la creación de las formas que le son inherentes en su ámbito primogenio¨

El estilo en las artes técnicas y tectónicas. Geotfried Semper. 1860.

G. Semper plantea que existe una relación directa entre las propiedades de cada material y las técnicas desarrolladas por el hombre a partir de los mismos. Sostiene que los materiales exponen una ¨tectónica interior¨ inmanente, unos principios de ensamblaje inherentes a los mismos que implican un segundo nivel o escalón de manipulación: apilamiento, ensamblaje, entretejido, conformación plástica (moldeo), fraguado, etc. y en consecuencia una expresión formal posible que deriva directamente de esta lógica.

En la siguiente figura pueden verse las caracterísctas de los materiales que menciona G. Semper y las técnicas derivadas de los mismos como consecuencia de sus propiedades. Así, los materiales flexibles y tenaces permitirán el surgimiento de las técnicas textiles, los blandos y plásticos el arte cerámico, los materiales elásticos, de forma alargada como la madera derivarán en la tectónica y los materiales compactos, de gran resistencia a la compresión y al pandeo, han derivado en las técnicas estereotómicas.

Materiales y su técnica asociada. Fuente: elaboración propia a partir de textos de G. Semper.

G. Semper asocia las técnicas de estereotomía y tectónica a dos arquetipos arquitectónicos contrapuestos: la cueva y la cabaña. La tectónica está vinculada a lo ligero, donde los elementos lineales se articulan entre sí mediante uniones para dar continuidad estructural y es complementada por elementos ligeros para configurar las envolventes, a la manera de tejidos. La estereotomía en cambio deriva del trabajo de la piedra, posee características monolíticas y el esfuerzo principal presente es de compresión. En el arquetipo de la cueva estructura y envolvente conforman un único elemento.

La mirada antropológica de la historia de la construcción que plantea G.Semper también tiene una interpretación ambiental. No sólo los materiales que se utilizan en los casos planteados son locales, sino que además los propios arquetipos se relacionan con su medio de forma orgánica. La cabaña consiste en una estructura independiente, levantada del suelo y con cerramientos únicamente constuidos por tejidos que brindad protección pero permiten pasar la ventilación. En contraposición, la cueva se aisla con un gran espesor material del clima exterior y utiliza pequeñas aberturas para permitir iluminación y ventilación.

Es evidente que el primer caso se adapta perfectamente a un clima cálido y húmedo mientras que el segundo es natural a un clima frío o cálido seco. En ese sentido el estudio de estos arquetipos y los principios teóricos de tectónica y estereotomía nos sirven para introducir conceptos vinculados a los sistemas constructivos (ligeros y macizos), estructurales (los esfuerzos de tracción, compresión y flexión) sino también la relación directa que existe entre la configuración de los elementos arquitectónicos y la adecuación a un entorno específico.

El Dr. Arq. Roberto Doberti expuso una serie de tríadas en la conferencia del Congreso Althea del año 2018 en la UNLaM reflexionando sobre el habitar. A partir de este planteo, y de las consideraciones previas planteadas en los párrafos anteriores sobre tectónica, nos atrevemos a reflexionar sobre las mismas y proponer en el siguiente cuadro una línea extra. Sí la configuración da sentido a la apariencia transformándola en forma, o el proyecto al cobijo dando lugar al habitar, podríamos decir también que la técnica aplicada como manipulación consciente sobre los materiales da lugar a la tectónica, como una instancia superadora cargada de sentido.

Tríadas presentadas por el Dr. Arq. Roberti Roberto en la Conferencia de apertura del Congreso Althea 2018 realizado en la UNLaM. El renglón en rojo es de elaboración propia.

Los comentarios están cerrados.