Suscribir al newsletter:

Posdomesticidades. Reflexiones colectivas desde el aislamiento

Durante los días 24 y 25 de abril de 2020 un grupo de colectivos y organizaciones conformado bajo el nombre de Ciudades Comunes trabajó de manera articulada para realizar un congreso online, llamado Ciudades Comunes 2020, con el objetivo de reflexionar sobre la situación urbano-habitacional en el contexto de pandemia de COVID-19 y ofrecer una serie de posibilidades y acciones para mitigar la crisis sanitaria global y transformar las lógicas urbanas de manera colectiva.

El congreso se planteó a partir de unos ejes temáticos: ciudad inclusiva, desarrollo regenerativo, laboratorios cívicos, gobierno abierto, hábitat y justicia social y posdomesticidades. Las dinámicas planteadas fueron a través de conferencias, paneles, talleres, charlas y espacios para la puesta en común.

Con más de 80 expositores y expositoras de diversos países alrededor del mundo y más de 7.000 personas inscritas al evento, hubo interacción con 48 países, mayoritariamente de América Latina. Cabe destacar que durante 24 horas de retransmisión en vivo a lo largo de dos días el evento fue seguido por más de 36.000 personas de manera online.

El presente texto ofrece los debates enmarcados dentro del eje de Posdomesticidades de dicho evento, que fue coordinado por el autor (1).

Flyer de difusión del congreso Ciudades Comunes 2020, realizado durante los días 24 y 25 de abril de 2020.

Introducción

El eje temático sobre “Posdomesticidades” del congreso online Ciudades Comunes 2020 partió del deseo por desnaturalizar aquello que tradicionalmente se entiende como espacio doméstico. El concepto de posdomesticidad representa la voluntad de generar un debate abierto y en proceso para indagar escenarios domésticos superadores y radicales. Desde una perspectiva ecofeminista -es decir, feminista y ecologista a la vez- se trató de cuestionar el espacio que habitamos y esbozar nuevas posdomesticidades.

Durante la crisis sanitaria global los espacios domésticos se han convertido en los lugares de confinamiento desde donde mediar con el mundo exterior. Esto puso en evidencia la poca capacidad de adaptación de los espacios domésticos y su falta de espacios abiertos, verdes, de asoleamiento, etc. Cabe destacar que la crisis también reveló la desigualdad de oportunidades en cuanto al acceso al hábitat que existe entre diferentes grupos sociales. Así, el eje se propuso problematizar el espacio doméstico, entendiendo a la vivienda como el lugar donde se visibilizan muchas de las desigualdades estructurales de la sociedad.

El objetivo general fue revisar, resignificar y repolitizar el espacio doméstico a través del debate sobre otras formas posibles de cohabitar centradas en lo común. Uno de los temas transversales y principales fue la apuesta por nuevos escenarios posdomésticos que puedan superar los límites establecidos en términos binarios -entre público y privado, interior y exterior o Estado y mercado- hacia la co-construcción de comunidades más autocontenidas, saludables y resilientes. En este sentido, se plantearon algunas preguntas disparadoras tratadas durante el evento: ¿cómo podemos repensar y resignificar los espacios domésticos a partir de nuevas narrativas en tiempos de incertidumbre?, ¿qué nuevos desafíos plantea este contexto desde la arquitectura?, ¿cuáles podrían ser algunas visiones y escenarios para la pospandemia?

Las diferentes exposiciones intentaron dar respuesta a estas preguntas a partir de enfoques diversos. En la conferencia “Coreografías domésticas” se profundizó sobre el espacio doméstico y se plantearon nuevas narrativas y escenarios posibles ecosistémicos y mutables, teniendo al proyecto como potencia para la co-construcción de nuevas domesticidades. Durante el panel “Desafíos urbano-habitacionales frente a la fragilidad” se debatió sobre las desigualdades urbano-habitacionales y la visibilización de las mismas en los espacios domésticos, así como también se compartieron ideas en torno a la fragilidad y a la necesidad de entender a los cuidados como un tema central en la política habitacional. En la charla relámpago “Microcomunidades, de la vivienda colectiva hacia el hábitat cooperativo” se charló sobre la (in)definición de los espacios de uso, la construcción de sentido comunitario y el empoderamiento cívico como herramienta. Durante el taller “Exploraciones para escenarios posdomésticos” se imaginaron nuevas situaciones domésticas elásticas a partir de los espacios comunes como potencia.

Los comentarios están cerrados.