Suscribir al newsletter:

Participación ciudadana en el proceso de gestión del espacio público y áreas verdes de las ciudades.

Este es un abstract de uno de los Capítulos que forman parte de la Tesis de Maestría desarrollada en el Foro Latinoamericano de Ciencias Ambientales (FLACAM). Si bien el trabajo está basado en la elaboración del Plan Maestro para el Parque Ecológico Metropolitano (PEM-Piraí), de la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, Bolivia, el mismo criterio es aplicable a todas nuestras ciudades latinoamericanas, ya que vivimos en espacios urbanos disociados con espacios públicos de excepción, cuando en realidad estos espacios son el denominador común de las interacciones de la sociedad, por lo que deberían ser interfaces de síntesis que garanticen la verdadera y activa participación ciudadana con el fin de consolidar un hábitat inclusivo con espacios equitativos a escala humana.

 

Otro Norte es posible, otro Hábitat es posible.

Es usual que nuestros barrios, ciudades y territorios estén aquejados en general por la mala praxis de sus habitantes, sean estos ciudadanos corrientes y/o administradores del bien público. Tal es así, que los problemas existentes que hemos generado en el espacio urbano y su territorio de influencia a lo largo del tiempo, no podrán ser solucionados con la misma ciencia, ni con la misma conciencia con la que lamentablemente han sido provocados dichos problemas, por lo que se requiere entonces un verdadero cambio en las actitudes (tanto individuales como colectiva), que conlleven un profundo cambio en la disposición y conducta de las personas, pero que además, esto demande un cambio en las aptitudes, que implique modificar nuestras habilidades y destrezas, para que de esta manera, podamos orientar los procesos urbanos hacia un Hábitat Inclusivo, con un desarrollo a escala humana de manera más eficiente y efectiva, hacia mejores estándares de vida y del ambiente en su conjunto.

Las constantes transformaciones urbanas sufridas a lo largo de nuestra historia, bajo el agravante y corrosivo predominio de sistemas económicos depredadores del bien común, han profundizado los procesos de segregación y fragmentación socio-espacial, sin dar vista a soluciones inclusivas definitivas. Hasta el momento, se han desarrollado muy pocas políticas públicas que abordan la problemática de manera integral, holística, donde el eje esté puesto en el ciudadano que habita un territorio con características socio-ambientales determinadas y que permitan lograr un desarrollo a escala humana que sea sustentable y dignificante del ser.

Los comentarios están cerrados.