Suscribir al newsletter:

Laboratorios. Procesos proyectuales en el ambito del taller

Ultimas reflexiones

Los proyectos finales presentados por los estudiantes reflejan el trabajo manual, metódico y experimental realizado a lo largo del proceso proyectual. Sus producciones resultan complejas por abarcar las múltiples variables.

Cabe destacar que este resultado proviene del esfuerzo colectivo de docentes y estudiantes donde las experiencias no terminan en el mero hecho de su conclusión acertada o no, sino que la lógica y protocolos de la universidad exponen antes, durante, y después de las experiencias, restricciones sobre el uso del espacio asignado. Limitados tanto para el trabajo como para el guardado de herramientas, materiales y producciones es que surge la necesidad de administrar y coordinar por los docentes estas tareas.

Estamos convencidas que las facultades de arquitectura deberían, no solo adoptar didácticas similares donde las materias complementarias al proyecto se unan para abarcar la complejidad del proceso proyectual sino también refuncionalizar las aulas y talleres clásicos, o diseñar nuevos lugares que permitan el abordaje de este tipo de experiencias para el beneficio tanto del que enseña como de quien aprende. Aunque, “El disponer de un motor de arranque ajeno a las condiciones de límite permite establecer unas leyes, un campo de actuación, que destila unas reglas abiertas. A partir de ese momento no todo puede ser hecho, pero lo que puede hacerse es infinito, y solo encontraremos su forma en el roce con la realidad (paradójicamente, no solo nos vemos obligados a exprimir lo poco que tenemos, sino que insospechadamente se nos abren otros caminos que no hubiéramos ni siquiera imaginado).” [toltip tip=»Arranque y oscilación (2001), Mansilla + Tuñon, El Croquis.»](10)[/tooltip]

Los comentarios están cerrados.