Suscribir al newsletter:

El trabajo coordinado con las organizaciones sociales y las comunidades

El proyecto de Ley de Integración socio-urbana y regularización dominial, y el relevamiento que dio origen  al RENABAP, del que participaron más de 7000 vecinos, demuestra que es posible hacer un trabajo coordinado con las organizaciones sociales y las comunidades. Se registraron 4329 barrios populares, donde habitan en situaciones de precariedad más de 500 000 hogares.  Se han comenzado a entregar certificados de vivienda, que permiten reconocer el domicilio de las familias.

A partir de este momento estas comunidades son reconocidas en su derecho a habitar y queda visibilizada la precariedad de la situación en la que se encuentran. Uno de los puntos fuertes del proyecto es que se  suspenden por dos años los desalojos, por otra parte en el artículo 7.4 establece un marco regulatorio especial para la regularización dominical de las viviendas que se encuentran en los inmuebles identificados en el RENABAP, el que establecerá  las contraprestaciones que asumirán los ocupantes de los bienes inmuebles sujetos a expropiación, promoviendo las condiciones más beneficiosas para la adquisición de dominio o uso de los inmuebles, dejando abierta ambas alternativas.

Se presentan una serie de desafíos, unos de los más complejos es el de la coordinación de los distintos órganos del poder ejecutivo y a su vez con las jurisdicciones provinciales y municipales de manera de que se construya un aceitado mecanismo de gestión dado que no se crea un fondo para el financiamiento sino que se requiere de negociaciones interjurisdiccionales.

Por otra parte, en el proyecto enviado no quedan explícitos los niveles e instancias de participación de las personas y organizaciones de los barrios tanto en la identificación de las problemáticas como en la elaboración de las soluciones. Esto último es muy preocupante porque los proyectos que logran mejores resultados son aquellos que tienen un permanente acompañamiento y control de las comunidades afectadas. Hay oportunidad de mejorar el proyecto en las instancias parlamentarias. Esperemos contar con el aporte comprometido de todos los actores.

Arq. Graciela Falivene
Profesora Titular de Planificación Urbanística FAU-UCU

Los comentarios están cerrados.