Suscribir al newsletter:

El Proyecto inclusivo y la participación comunitaria en las políticas habitacionales del AMBA

El presente artículo recoge algunos de los aportes teóricos del informe final del proceso de investigación llevado a cabo entre los años 2013 y 2015, cuyo título fuera “Atención Primaria de Hábitat. Mecanismos de participación en las Políticas Públicas orientadas a viviendas recuperables y en situación de hacinamiento en el AMBA 2003-2015“, desarrollado por el equipo de investigación ganador del concurso jóvenes investigadores, dirigido por Julián Salvarredy, co-dirigido por Eugenia Jaime, e integrado Ricardo de Francesco y Clara Mansueto. Equipo integrante de Proyecto Habitar.

La actividad proyectual inclusiva e integradora vinculada al estado de necesidad habitacional de los pobladores de asentamientos en el AMBA resulta un asunto relevante. Fundamentalmente para quienes pretendemos operar frente a este contexto como profesionales de la arquitectura, conocedores del contexto de inequidad e injusticia espacial y con la intención de leer con precisión esta realidad para proyectar la transformación necesaria. Es un asunto relevante desde el punto de vista social porque incluye la carencia de millones de pobladores, y resulta pertinente su investigación, debido a que son altos desafíos proyectuales por su complejidad. Esta situación demanda: por una parte, de la acción de las políticas públicas por la inequidad imperante y la escasez de recursos de la población para revertirla desde la autoconstrucción; por otra parte, dados los condicionantes proyectuales al operar sobre una preexistencia socio-territorial formalmente precaria, es indispensable la inclusión de los pobladores involucrados como parte originante del proceso de producción de las transformaciones sociales dadas. En relación a esta situación y a estos criterios rectores, se investigaron los casos de estudio observando la problemática de la participación, en el contexto de aplicación de las políticas públicas de mejoramiento habitacional en el AMBA (2003-2015).

Se encontraron una serie de datos cuali-cuantitativos que dieron origen y orientaron el proceso de investigación, incidiendo en la selección de casos y en la determinación de problemáticas en el abordaje de este tipo políticas urbanas. Existe en el AMBA una marcada ineficacia en la distribución de la inversión pública en políticas que tienden a disminuir el déficit habitacional. Según datos del Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas realizado en el año 2010 por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) el 25,4% de los hogares de Argentina (3.095.312 hogares), posee algún tipo de déficit de vivienda. En el AMBA este porcentaje asciende a 24.51% (907.368 hogares). Mientras el 77.77% de la viviendas en situación de déficit es recuperable (1.668.330), y el 22.23% irrecuperable (476.894), las proporción de las políticas es inversa, se destina el 72.4% de la inversión pública a la construcción de viviendas nuevas, y solo el 27.6% a los programas, subprogramas y proyectos de mejoramiento habitacional. (Di Virgilio, 2007).

Figura1 (2)

Figura 1. Elaboración propia, parte de la presentación del proyecto 2013.

Ante esta situación, el proyecto de investigación se propuso como objetivo general, estudiar y analizar las políticas públicas destinadas a la solución habitacional de viviendas recuperables y/o en situación de hacinamiento en el AMBA (2003-2015) observando el modo y los momentos en que se produce la participación comunitaria; pues este aspecto nos parecía sustancial para abordar la problemática de las viviendas recuperables de manera eficiente. La manera de observar el modo fue identificando los procedimientos de los momentos significativos de producción de estos procesos, guiados por los criterios desarrollados en investigaciones previas, en ese sentido se establecieron los objetivos particulares:

  • Describir y analizar los procedimientos que permiten determinar la necesidad a satisfacer en las políticas públicas habitacionales, atendiendo especialmente los momentos y espacios de participación comunitaria.
  • Describir los procedimientos que establecen las características del programa arquitectónico y la determinación del proyecto de solución, atendiendo especialmente el grado de versatilidad de las soluciones y de sus mecanismos de materialización.
  • Analizar el grado de integración de los mecanismos de participación en la gestión de las intervenciones estatales orientadas a viviendas recuperables y/o con hacinamiento con otras políticas públicas.

Por tales razones las políticas públicas objeto de observación, fueron aquellas orientadas a soluciones habitacionales de viviendas recuperables y/o en situación de hacinamiento siguiendo la clasificación de las políticas públicas habitacionales más significativas realizada por Di Virgilio (2007) a saber: Programa de Mejoramiento de Barrios (Promeba), Programa Federal Mejor Vivir y Subprograma Federal de Villas y Asentamientos. Se partió de este recorte, ya que dicha clasificación agrupa a aquellas políticas que además de estar dirigidas a dar respuesta a las viviendas recuperables tienen en cuenta la participación en diversas instancias, especificando en qué momento del proceso de desarrollo lo contempla, si se prevé o no involucrar en el proceso a organizaciones sociales.

Identificando y analizando los mecanismos de participación en los casos mencionados, hemos logrado establecer las características generales de cada intervención, observando los aspectos más significativos de la participación. Dicha lectura nos permite indagar de manera diferencial cada programa mientras abordamos el problema de la participación en términos generales. Se elaboró una estructura de análisis que permite ser atravesada desde las instancias de participación planteadas en el proyecto (identificación de la necesidad, elaboración del programa social y el modo de integración de los mecanismos de gestión participativa) y desde las políticas seleccionadas. Cada territorio propone características propias que tiñen el proceso de las políticas públicas, mientras que el abordaje que propone cada política, ya sea desde la letra de los documentos como desde la ejecución por parte de los equipos de campo, inciden en los modos de participación. (Catenazzi y Wagner, 2005).

Es importante explicitar que la selección de los territorios está definida fundamentalmente por la dimensión de la política a nivel municipal y por las posibilidades de acceder a la información. En esa línea los territorios seleccionados para el estudio de campo fueron los Municipios de Morón, San Fernando en un primer momento y posteriormente sumamos Esteban Echeverría. Los dos primeros municipios contaban con políticas de mejoramiento que comenzaron desde 2004 como parte de un proceso político de inclusión urbana y acceso justo al hábitat; estos territorios contaban con escaso suelo para el acceso de la población más vulnerable, mientras que el último, por ser un Municipio de tercera corona se vio más demandado a partir de 2008. En los tres Municipios desarrollamos nuestra práctica profesional como técnicos de alguno de los programas estudiados, hecho que facilita el acceso a la información y el conocimiento en profundidad de los casos.

Los comentarios están cerrados.