Suscribir al newsletter:

El proyecto del Centro Pere Riera

vinculos_01072016

Proyectar a partir del programa social, construido a partir de la lectura precisa del territorio, en esta oportunidad fuertemente enriquecido por un prolongado trabajo intersectorial, favorece la elaboración de un programa social adecuada, lo que permite romper los límites de lo que “viene dado o satisfactor”. En este caso, la construcción de un nuevo espacio implico enfrentarse al preconcepto de la comunidad, ya que su demanda era la construcción de un espacio de culto, por lo tanto el proyecto debía responder a la “forma de”. Del galpón que se imaginaban, aportamos la idea de que un espacio comunitario debe ser un espacio relacional, que propicie el encuentro con otros y permita realizar actividades en simultaneo, que establezca distintos grados de sociabilidad e intimidad. La necesidad manifiesta de una capilla (y su satisfactor, con forma de galpón) a la necesidad latente de un espacio que fuera el lugar de encuentro de todo el barrio.

SISTEMAS

El proyecto propone una secuencia espacial que va promoviendo mayores niveles de apropiación en la medida que se especializan las funciones; en el sector central del volumen prismático se incorpora una bandeja donde se realizan proyecciones, esta bandeja desdobla la altura del ingreso y propone una lectura relacional del espacio sin muros fijos, recuperando la idea de “rincones de trabajo” tan fácil de comprender por los niños.

El espacio está organizado en torno a una nave central que oficia de espacio multipropósito, a ambos lados espacios de servicio de menor escala. La nave genera una franca comunicación entre el patio interior ubicado en el contra frente y el acceso, espacio que se brinda a la plaza pública al otro lado de la calle.

Los comentarios están cerrados.