Suscribir al newsletter:

Aproximaciones a la teoría y práctica del proyecto inclusivo.

Aproximaciones teóricas sobre el proyecto urbano inclusivo

Para contextualizar la discusión acerca de la noción de inclusión referida al Proyecto Urbano, Javier Fernández Castro dice:

Todo proyecto que intente transformar las condiciones socio – espaciales del contexto puede y debe entenderse como un proyecto urbano. Esto implica el manejo y ponderación consciente de sus distintas escalas de influencia. Hace ya demasiados años que la profesión viene hablando del «derecho a la ciudad». Es hora de pasar de las consignas a las acciones, asumiendo las categorías y productos de lo urbano en su total complejidad y sinergia. Debemos, si es que pretendemos realmente reconstruir la capacidad política técnica del Estado, cualificar sus acciones sumando nuevas formas al número». Fernández Castro, 2012

En este contexto desarrollamos la práctica de consultorios y talleres participativos desde los proyectos de investigación y extensión de la Facultad de Arquitectura Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires, para perfeccionarlos como experiencias piloto que puedan ser aplicadas de manera generalizada como una política pública sistemática3. Por otra parte, en el proceso de crecimiento conjunto de la experiencia del equipo de Proyecto Habitar, hemos trascendido la escena doméstica y abordado las problemáticas barriales y urbanas, diseñando actualmente el proyecto de re urbanización de dos de las villas y asentamientos en los que estamos trabajando.

Entendemos que la producción participativa de proyectos urbanos de re-urbanización de villas es una tarea que puede fortalecer las organizaciones sociales, y al mismo tiempo, potenciar las políticas públicas en caso de ser asumidas desde el Estado. Esta situación vuelve más productivo nuestro aporte profesional, que involucra en la propuesta de transformación a sectores urbanos densamente poblados, en un contexto de sostenida desigualdad social y de necesidad habitacional cualitativa y cuantitativamente significativa.

Se trata de un desafío que exige mucha inteligencia en la lectura de la realidad y creatividad para la elaboración de propuestas valiosas y factibles. Como señala Javier Fernández Castro «La creciente dualidad de las metrópolis latinoamericanas, en las que la mal denominada «ciudad informal»4 compite en extensión con los sectores «formales», presentó en nuestras sociedades un fenómeno de escala hasta entonces desconocida, en que las recetas tradicionales se mostraban insuficientes frente a la nueva entidad y magnitud del desafío a resolver.»

El barrio Los Pinos

El proyecto al que nos referiremos en este trabajo se ubica en el barrio Los Pinos. En términos puramente técnicos se trata de una villa, es decir una ocupación irregular de tierra urbana vacante. Se encuentra ubicado al sur de la Ciudad de Buenos Aires, entre las calles Portela, Riestra y Mariano Acosta, del Barrio de Bajo Flores, en un terreno privado. Sus dimensiones son de 66,58mts de frente por 218mts de fondo. Su población la conforman 1.300 personas según datos disponibles del año 2009. En la actualidad, las organización vecinal estima que ha crecido a cerca de 2.000 personas. El Barrio se encuentra constituido y organizado en 5 manzanas, separadas por pasillos de entre 1mts a 2,50mts de ancho, y por un sector libre, ubicado en el sector del terreno que da hacia la avenida Mariano Acosta, utilizado actualmente como espacio deportivo5.

Esta experiencia, desde una mirada epistemológica que conjuga la dialéctica de teoría y práctica, nos ha aproximado las primeras reflexiones teóricas en relación al proceso de proyecto urbano inclusivo. Analizaremos entonces algunos aspectos centrales de estos procesos sociales, para determinar algunas limitaciones y potencialidades, vinculadas al caso estudiado, y con la intención de aportar al conocimiento general del problema, común a múltiples y diversos procesos de transformación del hábitat de villas y asentamientos del AMBA.

En este sentido hemos determinado como campos de análisis – emergentes de la experiencia adquirida y nuestro bagaje teórico – algunas dimensiones problemáticas que consideramos significativas para la realización del proyecto urbano inclusivo. Entre las relaciones de opuestos analizaremos las siguientes: lo global y lo local; el proceso y el objeto, el proyecto y el programa social, y para finalizar lo general y lo particular.

Esta propuesta de análisis, organizada en pares, lejos de pretender reducir el trabajo a situaciones antagónicas falaces, pretende alumbrar cuales son las contradicciones en este tipo de procesos sociales, comprendiendo la relación dialéctica que existe en ellas. El arquitecto al proyectar, tiene que reconocer cuales son las tensiones que emergen como problemas al tomar las decisiones necesarias para prefigurar un espacio social, sobre qué ejes se mueven las variables de diseño, desde un punto de vista integral y complejo.

Los comentarios están cerrados.